Noticias Economía RSC

Distribución

Grupo Dia asume el reto de reducir el desperdicio alimentario en un 40% para 2023

MADRID
SERVIMEDIA

Grupo Dia informó este jueves de que su objetivo de cara a 2023 es reducir el 40% del desperdicio alimentario en su operación en España y Portugal.

Según la cadena, se trata de un “gran reto” para Dia, pero en el que todo el sector de la gran distribución está involucrado, en línea con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y apoyándose en la sostenibilidad y el acceso a la alimentación como vértices para seguir impulsando el cambio social.

La gestión eficiente de productos está en línea con los objetivos del Plan de Sostenibilidad 2021-23 del Grupo Dia en materia de desperdicio alimentario.

Para apoyar este proceso de seguimiento y medir este parámetro, Dia ha creado por primera vez un indicador común y ha puesto en marcha “una serie de acciones proactivas que contribuyen a reducir el desperdicio alimentario en todos los mercados que está presente: España, Argentina, Brasil y Portugal”.

El nuevo enfoque se aplica “desde el aprovisionamiento adecuado de los productos hasta la rotación del stock, en todas las instalaciones con flujo de mercancías: almacenes, 'dark stores' y tiendas”.

Con esta apuesta por la prevención, “se ha mejorado la gestión del surtido y el stock utilizando formatos de servicio y de preparación de pedidos que se adaptan a cada producto y a cada tienda”.

También se ha logrado optimizar informáticamente los pedidos “para responder a las necesidades de venta de cada establecimiento, reforzando el surtido de frescos y con un control diario de la calidad y fecha de caducidad de cada producto en función de la rotación y el stock disponible”.

Además, Dia facilita a sus clientes “el aprovechamiento de productos con fecha próxima de caducidad a través de descuentos especiales y acciones de colaboración con otros socios; y fomenta las donaciones de producto apto para el consumo humano, pero no para la venta”.

Asimismo, durante el pasado ejercicio se realizó el procesado de casi 5.000 toneladas de residuo orgánico, un 40% más que en el ejercicio anterior, en destinos alternativos al vertedero (principalmente alimentación animal, compostaje o valorización). Esta y otras medidas han permitido “una reducción progresiva del desperdicio alimentario, que en 2021 se concretó en una disminución de 5.250 toneladas (un 8% de mejora con respecto a 2020)”.

A pesar de que en España el desperdicio alimentario por persona se ha reducido hasta los 28,21 kilos/litros en 2021, la cantidad más baja de los últimos cinco años, un 0,99% de los productos no llega nunca a comercializarse por deterioro de los envases y embalajes, errores de etiquetado, o cercanía de la fecha de consumo, entre otras razones, aunque el 31,31% de estos es totalmente apto, según la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc).

(SERVIMEDIA)
29 Sep 2022
JMS/mjg