Noticias Sociedad Discapacidad

Accesibilidad cognitiva

Personas con discapacidad intelectual denuncian que los edificios de España “son un laberinto”

MADRID
SERVIMEDIA

El director de Accesibilidad de la Asociación Pro Personas con Discapacidad Intelectual Afanias, David López, denunció este miércoles la falta de accesibilidad cognitiva en la inmensa mayoría de los edificios y espacios urbanos de Madrid y de otras ciudades, durante la presentación del primer Índice sobre Accesibilidad Cognitiva en Edificios.

En declaraciones a Servimedia, López explicó que "para nuestros usuarios, los edificios de Madrid son en general un laberinto", pues “en accesibilidad cognitiva está casi todo por hacer”.

Según David López, las personas con discapacidad intelectual encuentran más problemas a la hora de moverse por espacios y lugares nuevos si su organización interna, señalización y estructura son enrevesadas, aunque “la mejora en la accesibilidad cognitiva de los edificios nos beneficiaría a todos”.

Asimismo, explicó que se trata de “una parte más de la accesibilidad universal, pero mientras que en la física se ha avanzado bastante, estos aspectos están casi en pañales” y son prácticamente desconocidos entre la ciudadanía, los responsables de la Administración y los profesionales.

De ahí la importancia del Índice de Accesibilidad Cognitiva en la Edificación, que propone 20 indicadores cuantificables para evaluar este aspecto.

A su juicio, "no hay derecho a que edificios públicos, escuelas, hospitales, centros culturales y otras instalaciones de la Administración sean un auténtico laberinto para nosotros”.

EVALUAR PARA MEJORAR

La autora del estudio, la arquitecta Berta Brusilovski, subrayó la necesidad de formar a los futuros arquitectos en este terreno e instó a los colegios profesionales y a las propias escuelas a incluir este tipo de contenidos en sus programas.

Admitió que de momento los 20 indicadores contemplados en el índice son difíciles de plasmar en el código de la edificación, pero "es muy importante que se conozcan y que por lo menos seamos conscientes de las funciones que un edificio debe cumplir".

La claridad en la organización interna de las edificaciones, la conveniencia de las señales y referencias (carteles, pictogramas, flechas, anuncios visuales o auditivos…), la organización en las secuencias de espacios, el diseño de los nodos (“para que no se conviertan en encrucijadas”) y la adecuación de los estímulos sensoriales (para que no distraigan) son algunos de los indicadores contemplados en el índice, fruto del trabajo del grupo Espacio Fácil, que integran Afanias, la Asociación para la Comprensión Fácil de Entornos y Edificios, la Fundación Vía Célere y el Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle.

Su objetivo es evaluar, diseñar y adaptar espacios para transformarlos en lugares fáciles que permitan que cualquier persona pueda orientarse y encontrar lo que busca dentro de ellos.

“A algunos arquitectos deberían ponernos una multa si diseñamos espacios, sobre todo si son públicos, que parte de los ciudadanos nunca podrán usar”, concluyó.

(SERVIMEDIA)
23 May 2018
AGQ/caa