Noticias Sociedad Discapacidad

Discapacidad

Las personas sordociegas y el Gobierno defienden desarrollar la Ley de lengua de signos y apoyos a la comunicación oral y completar el censo del colectivo

- En el Día Internacional de las Personas con Sordoceguera

MADRID

La vicepresidenta cuarta de Servicios Sociales y Participación de la ONCE, Imelda Fernández, y el director general de Políticas de Discapacidad del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Jesús Celada, coincidieron este jueves en que para las personas sordociegas es "fundamental" aprobar el reglamento que desarrolle la Ley de la lengua de signos y medios de apoyo a la comunicación oral, así como avanzar en el censo nacional para cuantificar al colectivo.

Ambos realizaron estas manifestaciones en Madrid en el acto institucional por el Día Internacional de las Personas con Sordoceguera, que se celebra el 27 de junio en memoria del nacimiento de la escritora y activista Helen Keller, la primera persona sordociega que se graduó en la universidad.

En su intervención, Fernández resaltó la "importancia vital de desarrollar esa ley de 2007", que reconoció la lengua de signos y los medios de apoyo a la comunicación oral. "Ojalá esta legislatura podamos tener ese reglamento, que tan beneficioso será para el colectivo", reclamó.

Por otro lado, Fernández se felicitó por que "ya existe una certificación que reconoce la sordoceguera como discapacidad única desde el primer momento", y destacó "los avances en el censo" logrados durante este tiempo. No obstante, indicó que "debemos continuar" en este ámbito.

Indicó que los servicios sociales de la ONCE atienden a más de 2.800 personas con sordoceguera y avanzó su propósito de trabajar en un plan de empleo, impulsar el acceso a las nuevas tecnologías y mejorar la atención a aquellas personas que viven en residencias.

RETOS DE LA LEGISLATURA

Por su parte, entre los retos sobre discapacidad para la presente legislatura, Celada se refirió también a la necesidad de aprobar el reglamento de la Ley de la lengua de signos y medios de apoyo a la comunicación oral y de "cuantificar en número real" de personas sordociegas que existen en España.

Reiteró que queda pendiente "reformar la Constitución", porque "su terminología se ha quedado anticuada", y también "para adaptarla al enfoque de derechos humanos" de la Convención de la ONU y superar "la perspectiva paternalista".

Otros retos tienen que ver con la educación inclusiva y con la accesibilidad de las nuevas tecnologías, dijo. "Ahora que llegan tantas novedades, corremos el riesgo de que no sean accesibles", indicó Celada, quien recordó que España ha de trasponer la directiva europea sobre accesibilidad aprobada a principios de junio.

Como logros importantes de la legislatura anterior, se refirió a la reforma de la ley electoral para que las personas con discapacidad incapacitadas judicialmente recuperasen el derecho al voto, así como la reforma del Código Civil -aún en marcha- para ampliar su capacidad jurídica.

Celada destacó la "vitalidad de todo el movimiento asociativo de la discapacidad" en España, "por el que somos reconocidos mundialmente", y subrayó el liderazgo del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi).

MUY CAPACES

Bajo el lema 'Tener una familia, desempeñar un trabajo, hacer deporte... ¡Somos capaces!', en el acto participaron varias personas sordociegas, que reivindicaron su derecho y capacidad para disfrutar de estas facetas de la vida en igualdad de condiciones.

Una de ellas, María Jesús Cañamares, fue la encargada de dirigir el acto y de introducir a María de la O Clemente, a Elisa Isabel Muñoz y a Carlos Martínez. La primera explicó cómo afronta la maternidad una mujer sordociega, la segunda detalló su experiencia como autónoma (al frente de un estanco), y el tercero describió sus aventuras como escalador y deportista.

En la ceremonia también intervinieron representantes de las tres entidades convocantes: el presidente de Asocide Euskadi, Josu Domínguez, en nombre de la Federación de Asociaciones de Personas Sordociegas de España (Fasocide); la presidenta de la Asociación Española de Familias de Personas con Sordoceguera (Apascide), Dolores Romero, y el presidente de la Fundación ONCE de Atención para las Personas con Sordoceguera (Foaps), Andrés Ramos.

Domínguez reivindicó la visibilidad del colectivo y apostó por dar a conocer el bastón rojiblanco; Romero puso en valor la implicación de las familias, y Ramos aseguró que, "con ayudas y herramientas, las personas sordociegas no tienen límites".

El acto se inauguró con una actuación del grupo ‘Babel Teatro’, compuesto por 10 actores y actrices (ocho con sordoceguera y dos personas sordas), que representaron un 'sketch' de la obra 'Más allá', como ejemplo de inclusión cultural.

(SERVIMEDIA)
27 Jun 2019
AGQ/caa/

Últimos tweets

Últimas noticias