Noticias Nacional Autonomías
Ampliación

Pleno de investidura

Isabel Díaz Ayuso, elegida presidenta de la Comunidad de Madrid con el apoyo de Vox y Ciudadanos

- Consigue 68 votos en la votación de investidura, uno más de los necesarios

- Promete "asumir en su totalidad” el contenido del acuerdo con Vox

Ayuso, durante el debate de investidura en la Asamblea | Foto: GPP/Dani Pozo
MADRID

Isabel Díaz Ayuso (PP) ha sido elegida este miércoles presidenta de la Comunidad de Madrid con los votos del PP, Ciudadanos y Vox, y liderará el primer Gobierno madrileño de coalición en connivencia con la formación naranja, con la que se ha comprometido a aplicar tanto los 155 puntos del acuerdo para su investidura como los compromisos adquiridos con Vox.

Los 30 diputados del PP, sumados a los 26 de Ciudadanos y los 12 de Vox han sido suficientes para investir presidenta a Ayuso, que se ha quedado un voto por encima de los 67 necesarios para contar con la confianza de la mayoría de la Asamblea de Madrid ante los votos en contra de Podemos, Más Madrid y el PSOE. La nueva presidente tendrá ahora que poner en práctica los acuerdos alcanzados con las dos formaciones que le han prestado su apoyo en un Gobierno del que también formará parte Ciudadanos, pero no Vox.

A lo largo de la mañana, la ya presidenta de la Comunidad de Madrid dedicó más de un guiño a sus socios de investidura, a los que agasajó poniendo en valor sus negociones e, incluso, saliendo en defensa del líder nacional de Vox, Santiago Abascal, justificando su paso por la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social, dependiente del Gobierno regional en la etapa de Esperanza Aguirre.

“¿Por qué Abascal ha estado trabajando en la Comunidad de Madrid? A lo mejor porque él y su familia han estado bajo el acoso totalitario de la ETA”, explicó. También subrayó desde la tribuna que “el acuerdo de Vox hay que asumirlo en su totalidad” porque su apoyo “no es un cheque en blanco”, al tiempo que advirtió de que Ciudadanos tendrá que poner en práctica desde sus consejerías algunos de los acuerdos alcanzados entre PP y Vox.

“Es un reto apasionante tener el privilegio y honor de presidir el primer Gobierno en coalición de la Comunidad de Madrid con carteras de y propuestas cruzadas, de forma que propuestas de Vox las llevarán a cabo carteras de Ciudadanos”, dijo Ayuso en su respuesta al portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado.

Con la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, la presidenta fue más laxa y puso de relieve sus buenas relaciones. “Usted y yo estamos más unidas de lo que ellos (la izquierda) quisieran; que seamos distintos, con puntos de encuentro pero diferentes”, defendió desde la tribuna. No obstante, mencionó algunas divergencias, como la defensa de las autonomías o el aumento del número de consejerías, que pasarán de nueve a 13 en el Ejecutivo de Ayuso y que Monasterio ya afeó.

Asimismo, la popular defendió sus compromisos con el colectivo LGTB y expuso que “la orientación o identidad sexual de una persona no puede ser nunca estigmatizada”, aunque, no obstante, sí matizó que las charlas y talleres que se realicen en esta materia en los colegios de la Comunidad de Madrid serán optativos y se informará a los padres previamente, de forma que puedan evitar su asistencia cuando se aborden estas cuestiones.

CRÍTICAS AL FEMINISMO Y VENEZUELA

Mientras que la estrategia con Vox y Ciudadanos fue de acercamiento, Ayuso mantuvo un tono notablemente bronco con PSOE, Más Madrid y Podemos. A los dos últimos les acusó de “machismo” y les vinculó con la “dictadura” de Venezuela. En concreto, al portavoz de Más Madrid, Íñigo Errejón, le acusó de tener “las manos manchadas de dictadura” por colaborar en la “construcción de una dictadura sanguinaria y ruinosa” como la de Venezuela, al tiempo que se dirigió a él como “el personaje más traidor de la política española” por abandonar Podemos. Al PSOE, por su parte, le acusó de pactar con Bildu y poner en riesgo “la unidad de España”.

La presidenta de la Comunidad de Madrid también señaló a la izquierda por promover, dijo, “la campaña más machista y deleznable” en su contra por ser “mujer”, al tiempo que aseguró que Podemos “necesita a una mujer empobrecida y víctima para dirigir sus vidas”, como hacen, dijo, “en Venezuela”.

“Las feministas de Unidas Podemos y las confluencias son los políticos más machistas que me he encontrado en toda mi vida”, añadió. Y es que, a su juicio, se han dedicado a propagar “medias verdades desacreditando al adversario” que, “casualmente, es mujer”. Asimismo, criticó al feminismo de Podemos y aseguró que “hombres y mujeres tenemos problemas muy parecidos”, al tiempo que se preguntó si es que los hombres “no son víctimas”.

(SERVIMEDIA)
14 Ago 2019
GIC/MST/pai/

Últimos tweets

Últimas noticias