Noticias Sociedad RSC RSC Economía
Vídeo

Cabify lanza una aplicación accesible para personas ciegas en España y Latinoamérica

VÍDEO: los clientes de Servimedia disponen de imágenes y sonido de estas declaraciones en el enlace http://bit.ly/CabifyAccesible

El vicepresidente global de sostenibilidad y asuntos públicos, David Pérez.  | Foto: Jorge Villa Bolaños
MADRID

La empresa española de movilidad Cabify lanza una nueva versión de su aplicación para que sea accesible a las personas ciegas en España y en todos los países donde opera en Latinoamérica, y con la intención de efectuar adaptaciones ulteriores que faciliten su uso también a ciudadanos con otro tipo de discapacidad.

Su vicepresidente de sostenibilidad y asuntos públicos, David Pérez, enmarcó la iniciativa en el objetivo de Cabify de “ser capaces de dar un servicio de movilidad para todo el mundo” y “hacer de las ciudades mejores sitios para vivir” ayudando a la superación de las barreras con que tropiezan muchos ciudadanos.

En entrevista con Servimedia explicó que “dar un servicio para todo el mundo incluye personas de distintas capacidades e incluye, por supuesto, un 10% de la población que son personas que actualmente tienen declarado algún tipo de discapacidad”.

Arranca en el marco de la celebración del Día Mundial de la Discapacidad que se conmemora el próximo 3 de diciembre casi como un símbolo, ya que Pérez defendió que Cabify ha tomado la decisión “de que sea esto un proyecto estratégico” que tiene una hoja de ruta propia e involucrará de forma activa a los 300.000 conductores de la compañía. “Trabajaremos en accesibilidad de forma continua, lo que significa que vamos a utilizar recursos continuamente para seguir avanzando en el tiempo”, aseguró.

Con la versión actualizada de Cabify y activando la función de lector de pantallas en dispositivos tanto iPhone como Android, la aplicación será cien por cien accesible a usuarios ciegos que quieran viajar con la compañía desde el primer momento.

Pero el proyecto nace con la ambición de facilitar su uso por completo en un segundo estadio a personas con deficiencia visual parcial y personas mayores, y en una tercera etapa a usuarios con discapacidad cognitiva y otros perfiles más complicados.

El directivo de Cabify revela que la firma puso el desafío en manos de expertos externos en un primer momento hasta que se persuadió de la oportunidad de contratar a Jonathan Chacón, un ingeniero informático ciego, “porque era una persona con mucho 'expertise' en la materia y porque es una persona que conoce de primera mano las limitaciones” que se quieren remover.

“El objetivo es hacer que todos los servicios de Cabify digitales sean accesibles y utilizables por todas las personas. Veo qué problemas tienen las aplicaciones de Cabify y voy localizando donde se encuentran para detectar esos problemas y solucionarlos”, explica el ingeniero, convencido de que con la tecnología se puede lograr la plena inclusión porque permite “superar las barreras física, sensoriales y cognitivas”.

El vicepresidente global de sostenibilidad y asuntos públicos de Cabify repara en que bajo esta apuesta se facilitará el uso igualmente de las personas de avanzada edad porque se quita toda complejidad en el manejo del sistema: “Cuanto más sencilla sea una aplicación de utilizar, más accesible para la gama de colores e, incluso, a través de los sonidos para que puedas utilizar el servicio, más sencillo será no solo para personas con otras capacidades sino también para personas mayores”.

La iniciativa no se agota en adaptar o perfeccionar la tecnología, la compañía que nació en el madrileño barrio de Tetuán en el año 2011 fundada por Juan de Antonio y pronto se extendió por Latinoamérica, ha arrancado un proceso de formación e información entre las 300.000 personas a ambos lados del Atlántico que conducen sus vehículos VTC y taxis.

Bajo el objetivo de lograr que “la experiencia” de los clientes “sea perfecta”, ha iniciado un programa de “sensibilización” e información entre los conductores para que sepan “cómo debe tratarse a una persona con discapacidad” a través de cursos online y presenciales.

“Hay una parte de misión-visión que es como queremos llegar como empresa”, confiesa Pérez cuando se le pregunta por la razón de la apuesta. “Es difícil decir que somos una empresa sostenible o responsable si no somos capaces de dar un servicio correcto a todo el mudo sin excepciones. Eso es muy importante para nosotros y esto se ha aterrizado en un plan estratégico con el que llevamos trabajando casi dos años en un modelo de empresa sostenible”, refirió.

Cabify se ha convertido en el primer ‘unicornio’ español o empresa de tecnología que alcanza la barrera de los 1.000 millones de euros de valoración.

Opera en Alicante, A Coruña, Barcelona, Benidorm, Madrid, Málaga, Marbella, Murcia, Sevilla, Santander y Valencia a través de servicios de VTC. En julio incluyó en sus servicios también los taxis en algunas ciudades y opera otros vehículos como la moto eléctrica porque tiene vocación de dar solución global de movilidad.

A nivel mundial se ha extendido también a diez países de América Latina, y escala global genera más de 1.200 empleos directos en todo el mundo.

(SERVIMEDIA)
28 Nov 2019
ECR/

Últimos tweets

Últimas noticias