Noticias Sociedad

Cumbre del Clima

Científicos y jóvenes elevan la presión a los países en la cumbre climática de Madrid

- Greta Thunberg desembarca en Lisboa

- Almeida declara no ser "negacionista" tras discrepar de Madrid Central

Científicos y jóvenes elevan la presión a los países en la cumbre climática de Madrid
MADRID

La segunda jornada de la Cumbre del Clima de Madrid ha estado marcada por la potente evidencia científica de que 2019 cerrará la década más aciaga para el sistema climático de la tierra, mientras que la primeras reuniones de las delegaciones de los países para negociar una solución al cambio climático han compartido espacio con las reivindicaciones urgentes de los jóvenes para que los delegados de casi 200 países aceleren la ambición en la lucha climática.

El mismo día en que la activista sueca Greta Thunberg desembarcó en Lisboa (Portugal) tras cruzar el Atlántico durante tres semanas en el catamarán 'La Vagabonde', la Cumbre del Clima, conocida como COP25 y que se celebra en Madrid bajo la Presidencia de Chile, comenzó con la presentación de dos informes científicos de sendas agencias de la ONU.

El primero es de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) sobre el estado del clima mundial, que suele presentarse en las cumbres climáticas para guiar las negociaciones de esos encuentros internacionales.

El informe indica que 2019 cerrará una década de calor global excepcional, deshielo y niveles récord de subida del nivel del mar impulsados por los gases de efecto invernadero procedentes de actividades humanas. Así, las temperaturas medias de la Tierra en el lustro entre 2015 y 2019 y en la década de 2010 a 2019 serán seguramente las más altas jamás registradas, y este año está en camino de ser el segundo o el tercero más cálido en la serie histórica.

Las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera alcanzaron el año pasado un nivel récord de 407,8 partes por millón y continuaron aumentando en 2019. La subida del nivel del mar se ha acelerado desde el inicio de las mediciones satelitales en 1993 por el derretimiento de las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida. El calor del océano está en niveles récord y ha habido olas de calor marinas generalizadas. El agua de mar es un 26% más ácida que al comienzo de la era industrial.

"Si no tomamos medidas climáticas urgentes ahora, nos dirigimos a un aumento de la temperatura de más de 3°C para finales de siglo, con impactos cada vez más dañinos para el bienestar humano", advirtió el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, quien añadió: "No estamos cerca de alcanzar el objetivo del Acuerdo de París".

El segundo informe fue dado a conocer por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y destaca que salvaguardar la salud humana de los impactos del cambio climático es más urgente que nunca, pero la mayoría de los países no aplican plenamente sus propios planes para lograrlo ni dedican la financiación suficiente, puesto que apenas un 10% lo hace de forma adecuada.

La OMS considera preocupante que sólo un de los países 38% cuenta con fondos para desarrollar aunque sea parcialmente sus estrategias nacionales de salud y cambio climático, y menos de un 10% dispone de recursos para aplicarlos completamente. "El cambio climático no sólo está acumulando una factura para que las generaciones futuras paguen, es un precio que la gente está pagando ahora con su salud", dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de esta agencia de Naciones Unidas.

"DECLARAMOS EL ESTADO DE EMERGENCIA"

Los jóvenes del movimiento ‘Fridays For Future’, iniciado por Greta Thunberg, leyeron este martes en la COP25 la Declaración Mundial de Jóvenes por el Clima que no pudieron elevar a la Cumbre de Acción Climática, celebrada en septiembre en la sede neoyorquina de la ONU.

Tres jóvenes -entre ellos un español- leyeron el manifiesto en el Ágora de la zona verde de la Cumbre Mundial contra el Cambio Climático, el espacio que reserva Naciones Unidas a la sociedad civil organizada en el marco de la conferencia. "Hoy, en respuesta al punto muerto, la ignorancia y la dejadez de las pasadas generaciones para afrontar la crisis climática que hemos creado, nosotros, la juventud, declaramos el estado de emergencia global, social y ecológica", aseguraron.

La declaración, compuesta gracias a centenares de jóvenes de distintos países que se organizaron a través de Internet, insta a los legisladores de los diferentes países a tomar acciones urgentes. En un tono casi apocalíptico, parecido al empleado por Thunberg en su discurso ante Naciones Unidas el pasado septiembre, los jóvenes aseguraron que "estamos viendo a la Tierra en llamas y el futuro se viene abajo ante nuestros propios ojos", por lo que llamaron a la "colaboración intergeneracional" para trabajar por el planeta.

ECOLOGISTAS

Las negociaciones de los delegados de los países y el bullicio que suele acompañar a las Cumbres del Clima se acompasaron en una jornada en la que se constituyeron las Cortes Generales en España. Poco después de que Meritxell Batet y Pilar Llop fueran elegidas presidentas del Congreso y del Senado, respectivamente, los líderes de las cinco principales organizaciones ecologistas reclamaron tanto al Gobierno como a los parlamentarios que pongan las “luces largas” por la crisis climática y aborden este asunto con “ambición”.

El secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, comentó que la lucha climática está “en un momento crítico” ante la falta de liderazgo internacional después de que Estados Unidos haya comunicado formalmente que quiere abandonar el Acuerdo de París y de que China haya lanzado señales de no acelerar sus medidas contra el cambio climático.

“Estamos en un momento clave, no podemos perder más tiempo. Necesitamos que los políticos pongan las luces largas de una vez por todas. La lucha contra el cambio climático no puede ser objeto de lucha partidista, no es patrimonio ni de derechas ni de izquierdas”, sentenció.

Algunas de sus peticiones son que la primera ley que el Gobierno lleve al Parlamento sea la de Ley de Cambio Climático y que los vehículos sean de cero emisiones en 2040 y dejen de venderse coches contaminantes en 2028, que se priorice el tren electrificado y sostenible sobre el de alta velocidad. “Necesitamos una movilidad no motorizada, menos aviones, menos coches e ir abandonando cuanto antes los combustibles fósiles”, resumió Paco Segura, coordinador estatal de Ecologistas en Acción.

La transición justa de trabajadores, sectores y comarcas que se verán afectados por el cambio hacia un modelo económico menos contaminante y prestar atención a la conservación de la biodiversidad, "la eterna olvidada en las políticas ambientales”, según la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, son otras reclamaciones.

ALCALDES

La segunda jornada de la Cumbre del Clima también contó con la intervención de los alcaldes de Madrid (José Luis Martínez-Almeida), Sevilla (Juan Espadas), Medellín (Federico Gutiérrez) y Motevideo (Sandra Nedov), que expusieron sus experiencias locales de lucha contra el cambio climático.

Sin pretenderlo, Almeida se convirtió en el protagonista tanto durante ese encuentro, celebrado en el Pabellón España, como después al atender a los periodistas. El alcalde madrileño negó que que defienda la plena aplicación de Madrid Centra al considerarse parte de "un Gobierno responsable que aplica la normativa”, al tiempo que defendió que “discrepar de una medida no es negacionismo” y afeó la actitud crítica de su antecesora, Manuela Carmena.

“Yo llevaba en mi programa que Madrid Central no era una solución, pero discrepar de una medida no es negacionismo”, declaró, antes de arremeter contra Carmena al sostener que la Zona de Bajas Emisiones impulsada por ésta actuaba como una “barra libre” para “los vehículos más contaminantes” (los que no tienen etiqueta medioambiental de la DGT) porque, dijo, sólo se les multaba una vez aunque entraran “30 días”.

(SERVIMEDIA)
03 Dic 2019
MGR/GIC/pai/

Últimos tweets

Últimas noticias