Noticias Sociedad Salud Discapacidad

Discapacidad

Las personas con discapacidad física fuman más que las personas sin discapacidad

- La falta de recursos económicos es el principal freno para el cuidado de la salud

VÍDEO: los clientes de Servimedia disponen de imágenes y sonido de estas declaraciones en el enlace http://bit.ly/DKVdiscapacidad

Presentación del I Estudio DKV sobre los hábitos de salud de las personas con discapacidad | Foto: J. Villa
MADRID

El 28,8% de las personas con discapacidad física motora y/u orgánica reconoce ser fumadora. El dato supera a la media de españoles que fuma de manera regular, que se sitúa en un 22%. La falta de recursos económicos es el principal freno que encuentran las personas con discapacidad para el cuidado general de la salud, según el I Estudio DKV sobre los hábitos de salud de las personas con discapacidad.

El estudio fue presentado esta mañana en la sede de Servimedia en la Torre ILUNION de Madrid, en un acto moderado por el director general de esta agencia de noticias, José Manuel González Huesa.

Los datos del informe recogen que un 75,6% de los encuestados reconoce tener alguno de los malos hábitos nombrados entre los que se exponía en la encuesta. El 39% de los encuestados no tiene un descanso nocturno de calidad y el 28,8% son fumadores, según los datos presentados por el responsable de Innovación Social de DKV, David Camps.

En su intervención, Camps recuperó los datos de la última encuesta sobre el consumo de tabaco en España, presentada en mayo de este año por el Ministerio de Sanidad. Dicho estudio recogía que el 22% de la población española fuma a diario. Esto supone que las personas con discapacidad física motora y/u orgánica fuman casi siete puntos más que la media española.

Otro de los malos hábitos es el sedentarismo, que se sitúa en un 36,8%. En este sentido, el 55% de los encuestados afirma practicar deporte, frente al 45% que no lo hace. Entre las actividades más practicadas se encuentran el caminar y dar paseos al aire libre (67%), actividades de agua (35%) e ir al gimnasio (20%).

La falta de recursos económicos es el principal freno que encuentran las personas encuestadas para el cuidado general de la salud, con un 34,1%. En segundo lugar se sitúa la falta de fuerza de voluntad, con un 32,4%. Los ponentes destacaron también que el 19,1% de las personas con discapacidad señala que no quieren dedicar más tiempo del que ya dedican al cuidado de su salud con relación a la discapacidad.

“La parte fundamental es el bienestar emocional. El 85% que tiene una discapacidad la ha adquirido, no ha nacido con ella. El momento de enfrentarse a la situación es traumática. El proceso de asimilación, el proceso de duelo y la aceptación es fundamental”, dijo la experta en políticas de discapacidad María Pilar Díaz, también profesora de la Universidad de Barcelona.

Por su parte, el secretario de Organización de Cocemfe, Daniel Aníbal García de Diego, abogó por “políticas públicas basadas en la evidencia que atajen las realidades que muestra el estudio”. Asimismo, afirmó que la accesibilidad “no solo es eliminar las barreras físicas, sino también las de acceso al servicio por problemas económicos o por falta de ayudas técnicas”.

El estudio se realizó a través de un cuestionario online a 400 mujeres y hombres de entre 16 y 65 años y con un grado de discapacidad reconocida superior al 33%. El director de Comunicación y Negocio Responsable de DKV, Miguel García, afirmó que el deseo de la entidad es poder ampliar el estudio para conocer los datos sobre personas con discapacidad intelectual y mental. “Estamos valorando hacer este estudio de manera periódica para ir actualizando los datos”, explicó al final del encuentro.

(SERVIMEDIA)
10 Dic 2019
ARS/pai/

Últimos tweets

Últimas noticias