Noticias Autonomías Economía Nacional Salud Sociedad

Estado de alarma

Sánchez responsabiliza al PP de su pacto con Bildu y condiciona una sexta prórroga a la evolución de la pandemia

Sánchez, durante la petición de la quinta prórroga del estado de alarma al Congreso de los Diputados| Foto: PSOE
MADRID

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó este sábado que la petición al Congreso de una nueva prórroga del estado de alarma dependerá de la “evolución” de la pandemia del Covid-19 en España y calificó de "irresponsable" la actitud del PP.

En la rueda de prensa que ofreció desde el Palacio de la Moncloa tras su comparecencia semanal, el presidente señaló que “en función” de la situación epidemiológica y de las restricciones que se necesiten para controlar los contagios del coronavirus se verá si se solicita una sexta prórroga, como inicialmente era su intención hacer para tener cubierto todo el plan de desescalada dentro del estado de alarma.

Sánchez apeló a la “prudencia”, ahora que se está “tocando con la yema de los dedos” el final del túnel, y señaló que el Gobierno no va a poner en riesgo lo conseguido. Además, defendió que el estado de alarma es el “único” instrumento mientras se necesite “preservar la movilidad y restringir el derecho de libertad de movimiento y de reunión”.

Lo que sí manifestó de manera clara fue que la negativa del Partido Popular a respaldar la última prórroga le llevó a brazos de otros partidos, como el caso de EH Bildu, porque “no estaba garantizada” la mayoría parlamentaria para lograr la preceptiva autorización del Congreso para decretar la prórroga.

LA CULPA ES DEL PP

En este sentido, cargó contra el partido que lidera Pablo Casado por poner en dificultades la última prórroga del estado de alarma. Sostuvo que es “irresponsable” la actitud del principal partido de la oposición porque gobierna en algunos territorios y se beneficia y reclama la medida mientras en el Congreso opta por “oponerse”.

Culpó directamente al PP de abrir “la espita” de peticiones de partidos más pequeños, al obligar al Ejecutivo a buscar el apoyo de otros grupos que aprovechan para “negociar” aspectos que no tienen “nada que ver con la emergencia sanitaria”.

“Todo se podría haber evitado si el PP se hubiese abstenido o, como es lógico, hubiese votado a favor. Desgraciadamente, esta no es la realidad y ha llevado a que los distintos grupos parlamentarios trataran de negociar”, resumió el presidente sobre los acuerdos de esta semana con varios partidos, entre ellos EH Bildu, para salvar la autorización parlamentaria.

A esta explicación se aferró el presidente para responder a varias preguntas que le formularon en la rueda de prensa sobre el acuerdo cerrado con Bildu, sobre la reforma laboral y sus consecuencias, así como sobre las diferentes opiniones de vicepresiedntes y cargos del PSOE en este asunto.

GOBIERNO UNIDO Y PARA CUATRO AÑOS

Defendió la unidad en su Gobierno, pese a reconocer que hay “distintas sensibilidades” en el seno de la coalición, y declaró que tiene la “mejor de las opiniones” de su gabinete porque sus ministros y vicepresidentes “están todos a una, trabajando en una respuesta positiva” a la pandemia.

En este sentido, Sánchez se mostró seguro de que todavía quedan “cuatro años” de legislatura, para lo que pidió al resto de partidos que se centren ahora en la “emergencia sanitaria” porque, a su juicio, “lo que necesita España” es “estabilidad y gobernabilidad”.

Preguntado, en concreto, por esta duración tras el "no" de socios como ERC o Compromís a la quinta prórroga del estado de alarma, Sánchez subrayó que lo que "necesita España y pide el sentido común es estabilidad, gobernabilidad y ponerse manos a la obra" para recuperar el crecimiento económico y la senda de creación de empleo perdida.

En esta línea, y tras recordar que el PSOE ganó las últimas cinco convocatorias electorales y que los españoles cuando van a las urnas siempre aciertan, el jefe del Ejecutivo sostuvo que se “equivocan” esas otras fuerzas políticas que ven en la crisis del Covid-19 una “oportunidad para derrocar al Gobierno”. “El país necesita estabilidad, confianza” y animó a “arrimar el hombro”.

Este apoyo lo reclamó el presidente también para, llegado el caso, la próxima prórroga del estado de alarma, alertando de que, sin el “único” instrumento para restringir la movilidad y evitar la propagación del virus habrá “libertad de movimiento” y se echará por tierra lo logrado con “enorme sacrificio”.

A UN PASO DE LA VICTORIA

“El estado de alarma está al margen y por encima de la política y de los intereses partidistas. Nada tiene que ver ni con competencias, ni con transferencias, ni con financiación ni con la promulgación de leyes. Es un asunto de salud pública pura y simplemente”, dijo Sánchez en una intervención con dosis de optimismo -con varios anuncios como la temporada estival o la vuelta de La Liga- toda vez que el lunes España estará, al menos, en la fase 1 de la desescalada.

“Estamos a un paso de la victoria” pero “el virus no ha desaparecido, sigue al acecho” por lo que “no podemos relajarnos”.

"Hay que seguir con la dosis de responsabilidad de cada uno de nosotros porque aunque estamos en la etapa de la desescalada seguimos en emergencia sanitaria”, remachó el presidente.

(SERVIMEDIA)
23 Mayo 2020
MJG/

Últimos tweets

Últimas noticias