Noticias Autonomías Sociedad Salud Discapacidad RSC

Educación

Un proyecto educativo reduce un 15% el absentismo en escuelas de segunda oportunidad y aulas de FP básica

- Impulsado por la Fundación Orange en 22 centros de toda España, y que crecerá a 31 a final de año

VÍDEO: los clientes de Servimedia disponen de imágenes y sonido de estas declaraciones en el enlace http://servimedia.tv/FundaciónOrangeRSC

La directora de la Fundación Orange, Luz Usamentiaga | Foto: Jorge Villa
MADRID

El proyecto de Educación GarageLab de la Fundación Orange, un programa formativo en competencias digitales para las Escuelas de Segunda Oportunidad y centros de Formación Profesional Básica, ha obtenido unos “resultados tremendamente esperanzadores”, ya que ofrece "datos tan reveladores como la reducción del absentismo escolar en un 15% entre los estudiantes que participan en él”.

Así lo destacó en una entrevista a Servimedia la directora de la Fundación Orange, Luz Usamentiaga, que explicó que esa iniciativa trata de dotar a aulas de centros de FP Básica y de Escuelas de Segunda Oportunidad del equipamiento digital necesario, así como la educación en nuevas competencias a los profesores, para que los alumnos adquieran nuevas habilidades que el mercado laboral exige hoy, se impliquen y se motiven.

“Un ejemplo muy bonito de las cosas que se hacen en estas aulas es lo que los chavales del GrageLab de Ortzadas en San Sebastián han hecho reproduciendo las obras del maestro Chillida en pequeño tamaño, en colaboración con ONCE Euskadi, para que las puedan disfrutar personas con discapacidad visual. Eso es un ejemplo de tecnología al servicio de las personas. En España, tenemos ya 22 centros educativos en total que cuentan con una instalación de estas características. Está previsto que sean 31 al finalizar el año", destacó.

Este proyecto es una de las áreas de trabajo de la Fundación Orange. Usamentiaga, como responsable de RSC, concretó que la estrategia de la organización está enfocada en tres pilares: la lucha contra el cambio climático, “somos el operador con la huella de carbono más baja de todo el país”; el uso responsable de la tecnología con propuestas como el fomento de “un uso ‘love’ de la tecnología” para reducir el odio en las redes, los retos virales, los trastornos alimentarios y acosos en jóvenes y adolescentes; y “la inclusión social” de personas con trastorno del espectro autista (TEA), jóvenes vulnerables y mujeres en riesgo social.

La Fundación Orange tiene mucha experiencia en estos ámbitos, pues Usamentiaga recordó que trabaja desde hace diez años para mejorar la vida de las personas con TEA. “Tienen una esfera de comunicación distinta. Siendo un operador de comunicaciones, nos parecía importante apoyar con tecnología a estas personas para vivir mejor. De alguna manera, somos un referente en buscar soluciones tecnológicas para ayudar a las personas”, dijo.

La responsable de RSC de Orange puso de ejemplo los cursos que organiza junto a la Universidad Autónoma de Madrid sobre la utilidad de ‘app’ a estos efectos, así como la labor que apoya en hospitales como el Gregorio Marañón para facilitar pictogramas que ayuden a las personas con discapacidad a sentirse en un entorno más amigable.

Asimismo, Usamentiaga apuntó la colaboración que mantienen con la Fundación Secretariado Gitano para promover también la formación de competencias digitales, "que permite que mujeres en situación de vulnerabilidad y que no han usado siquiera un ordenador hayan podido montar su negocio en la red”. Como ejemplo, subrayó, algunas de ellas tenían puestos en mercadillos y, gracias a la digitalización y las capacidades adquiridas, han tenido posibilidad de seguir vendiendo y trabajando durante la pandemia de forma telemática.

(SERVIMEDIA)
18 Abr 2021
AHP/pai/

Últimos tweets

Últimas noticias