Noticias Economía Sociedad Autonomías RSC Tecnología

Formación Profesional

Un estudio de CaixaBank Dualiza reclama duplicar el número de titulados de FP y dotarles de habilidades ‘híbridas’

MADRID
SERVIMEDIA

El mercado laboral necesita más titulados de FP y que éstos tengan habilidades ‘híbridas’, que les permiten adecuarse a distintos entornos laborales y trabajar en equipos multidisciplinares. Para ello, el número de titulados tendrá que duplicar el actual y que estén preparados a una "polivalencia especializada" para adaptarse a los cambios laborales.

Es una de las conclusiones del estudio 'Cambios en los perfiles profesionales y necesidades de formación profesional en España. Perspectiva 2030', coordinado por Oriol Homs y Mónica Moso, y presentado este lunes por CaixaBank Dualiza, y que ha elaborado con la colaboración de Fundación CEOE tras entrevistar a directores de Recursos Humanos de siete sectores distintos que han expresado sus necesidades y sus impresiones hasta 2030.

A duplicar el número de titulados también se comprometió la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, que cerró el acto señalando que el estudio "pone tareas" a las administraciones, pues éstas proponen políticas a medio y corto plazo, por lo que estos estudios proponen reflexionar “fuera de ciclos electorales”.

Alegría también calificó de “fundamental” la colaboración público-privada. “Es una pieza completamente clave”, remarcó, y recordó que siempre ha definido la Ley de FP es “un proyecto de país que se presenta en un momento de necesidad y de oportunidad”.

La ministra recordó que hay más de 2.000 millones de euros del Fondo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea que se pueden destinar a la FP y que ya se han aprobado 29 nuevas titulaciones, “muy vinculadas al nuevo tejido productivo y a la tecnología”, y que el próximo curso se seguirán ampliando plazas de FP, con unas 55.000 nuevas.

El “primer objetivo” de la Ley de FP, confesó, fue "reducir el fracaso escolar y el desempleo juvenil". Pero también había otros retos, como “adecuar” la representatividad de la FP con respecto a lo que sucede en otros países, que ronda el 25% y en España está en la mitad; mejorar los niveles de formación de toda la población; y encontrar técnicos medios necesarios para cubrir la demanda y mejorar la formación de los profesores.

En la presentación también intervino el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, que revindicó la FP como "sinónimo de empleabilidad” y aplaudió que ya se haya superado el millón de jóvenes matriculados en este tipo de formación, que poco a poco va incorporando nuevos ciclos formativos “y se están dejando atrás viejos prejuicios”.

Sin embargo reclamó ser “muchísimo más ambiciosos” y duplicar matriculados para equiparar el peso de la FP en España al de Europa y que se adapte “a un mercado cambiante, exigente y globalizado”. En su opinión, el español es un mercado “ineficiente”, ya que cuenta con altas tasas de abandono educativo y altos niveles de desempleo, mientras “determinadas empresas no encuentran personas con habilidades necesarias para los puestos que demandan”.

Ante este panorama, Goirigolzarri revindicó que la FP tendrá que adaptarse a los cambios globales, en entornos de digitalización y sostenibilidad, y que incluya otros conocimientos ‘soft skills’ (competencias blandas) y formación a lo largo de la vida. Para ello, señaló, “es muy importante empujar a la cohesión y la colaboración entre centros de formación y empresas” y que cada parte asuma su “responsabilidad” en la formación.

CUALIFICACIÓN DE TRABAJADORES

Por su parte, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, resaltó el acuerdo sobre la FP, que en su opinión "ha pasado desapercibido", entre el ámbito educativo y el empresarial y que su trabajo conjunto tratará de reducir la cifra de profesionales no cualificados. De hecho, señaló, 11 millones de trabajadores no tienen cualificación profesional, y que para ello es necesaria la unidad de las empresas y el mundo educativo. "Nosotros no queremos dar clases, pero sí queremos estar en la gobernanza", apuntó en esa relación para fomentar la FP y promover la "sostenibilidad" del sistema.

Garamendi también se refirió a que los trabajadores deben tener más “flexibilidad” para desempeñar su labor en distintos puestos de trabajo y reclamó al Ejecutivo "unidad de criterios" en cuestiones como la formación continua, a la que las empresas dedican 1.800 millones de euros. "No puede ser que tengamos que acudir las empresas a un montón de ministerios" y reclamó que las formaciones de Fundae y el Sepe se pasen a coordinar desde el ministerio de Educación.

Según el estudio, duplicar el número de titulados de FP no requeriría grandes inversiones ya que bastaría con mejorar los índices de abandono. El documento también plantea retos pendientes como la introducción de un modo digital en toda la oferta FP o un nivel mínimo de inglés para titular. El nuevo escenario requerirá también el entrenamiento de las citadas competencias blandas y la introducción de la sostenibilidad. De modo paralelo, según el estudio de Dualiza, habría que plantearse cómo revalorizar Grado Medio y Grado Superior, el primero para evitar que gente sin cualificación ocupe esas posiciones y el segundo para evitar que los universitarios ocupen las suyas.

El estudio se pregunta qué tipo de perfiles profesionales serán necesarios en la transición a la FP Dual digital y verde para los futuros profesionales y en qué deberán adaptarse los trabajadores en activo. La retención del talento y la despoblación son otras de las variables que se tuvieron en cuenta para plantear el informe, según señalaron sus autores.

El análisis realizado plantea un futuro marcado por la evolución de las profesiones actuales en lugar de por un surgimiento de nuevos oficios, en el que el modelo productivo cambia la relación de las personas con el trabajo. La polivalencia especializada o la hibridación de las profesiones tomarán fuerza impulsando una mayor toma de decisiones a través de un conocimiento genérico más amplio. Será necesario proveer al mercado con un mayor número de titulados de FP ya que para situarnos al nivel europeo habrá que doblar prácticamente el número de titulados actual.

EMPLEOS TÉCNICOS

Por ejemplo, según desvela el estudio de CaixaBank Dualiza, para generar los productos y servicios que genera la economía española, por cada directivo se emplean a 4,7 técnicos y profesionales científicos y a 2,8 técnicos de apoyo. En Alemania, por cada directivo se requiere a 3,7 técnicos o profesionales científicos y 4,7 técnicos de apoyo, lo que evidencia un problema de sobretitulación.

El número de trabajadores con una titulación universitaria que ejercen ocupaciones por debajo de su nivel de formación, incluso ocupaciones elementales, es excesivo y no está justificado por dinámicas del mercado. Lo mismo ocurre con los empleados con titulación de Grado Superior o Grado Medio. A ello hay que añadir que esa subocupación es compatible con un elevado número de trabajadores que ejercen ocupaciones sin tener una titulación académica acorde con su cualificación.

Muchas empresas optan por titulados superiores para renovar mandos intermedios de producción y mantenimiento, aunque las propias empresas afirman no siempre estar satisfechas con esa decisión.

Sin embargo, esa tendencia sigue sin corregirse y 2021 los técnicos y profesionales científicos e intelectuales ganaron seis puntos en comparación con su peso respecto a 2007, precisamente los mismos que han perdido trabajadores cualificados de menor nivel.

(SERVIMEDIA)
27 Jun 2022
AHP/gja