Noticias Economía

Empresas

El mercado destaca que el precio ofrecido por MFE por Mediaset España en su fusión es justo, razonable y positivo para los minoritarios, según expertos

MADRID
SERVIMEDIA

Expertos en mercados financieros y bursátiles consultados señalan que el mercado considera que el precio ofrecido por MFE por Mediaset España en su fusión es “justo, razonable y positivo” para los minoritarios y remarcan que no se debe confundir valoración (resultado de una expectativa individual del rendimiento) con precio (el resultado fáctico de las operaciones en el mercado) .

Por ello, indican que el precio ofrecido en la operación de fusión por absorción de Mediaset España por parte de Media For Europe (MFE) no solo es justo, ecuánime y razonable, sino también positivo para los accionistas de Mediaset España.

Ante algunas opiniones sobre la valoración de Mediaset España, añaden que no se debe confundir valoración con precios, debido a que la valoración es el resultado de una expectativa individual del rendimiento de la empresa, mientras que los precios son el resultado fáctico de las operaciones en el mercado. Es decir, cualquiera puede tener su evaluación de valor, “que es solo una expectativa teórica sobre la valoración futura, pero esto es algo que puede suceder o no, como acontece en la mayoría de las ocasiones”. Y en muy raras ocasiones, agregan, las valoraciones y los precios coinciden.

El precio ofrecido por MFE a los accionistas de Mediaset España, aprobado por los consejos de administración de ambas compañías en enero supone un canje de siete acciones MFE clase A de nueva emisión, de las mismas características y con los mismos derechos que las acciones MFE clase A existentes en ese momento por cada acción de Mediaset España. Las acciones de MFE cotizarán en los mercados de valores españoles.

Los expertos enfatizan que, como se publicó en su momento, este canje estaba basado en valoraciones de varias entidades independientes, basadas en aspectos como el flujo de caja libre descontado, múltiplos bursátiles y múltiplos de transacciones similares, entre otros. Y remarcan que el canje propuesto es el mismo que se ofreció en la oferta pública de adquisición (opa) de julio de 2022, con lo que MFE da el mismo trato a todos los accionistas de Mediaset España: tanto a los que habían aceptado la opa como a los que recibirán acciones de MFE después de la fusión.

Lo adecuado del precio, insisten, se muestra también en que, en esa operación, Media For Europe logró alcanzar el 82,92% del capital y los derechos de voto de Mediaset España, después de haber cerrado con éxito la opa lanzada por el 44,31% que no controlaba.

Los expertos consultados enfatizan que, además, los actuales accionistas de Mediaset España que acudan al canje se beneficiarán del potencial de crecimiento de la acción de MFE y de la política de dividendos del grupo. Explican que estos accionistas pasarán a serlo de una compañía de medios paneuropea capaz de competir con mayor probabilidad de éxito en un mercado futuro dominado por gigantes globales de Internet. Y, además, señalan, se beneficiarán de la política de dividendos de MFE, ya establecida en el folleto de la opa, y que supone que la compañía distribuirá al menos el 50% del beneficio neto anual en forma de dividendos.

Además, recuerdan que la fusión por absorción ya estaba prevista en el folleto de la citada opa realizada en julio, con lo que los accionistas minoritarios que no hubieran estado de acuerdo con estas ventajas y, por tanto, estuvieran en contra de la fusión planteada, podrían haber vendido sus acciones en el mercado.

Los expertos consultados añaden que los accionistas de Mediaset España que voten en contra de la fusión en la junta de accionistas tendrán derecho a ejercer sus derechos de desistimiento de acuerdo con la normativa española. El precio de desistimiento pagadero a estos accionistas está fijado por la ley en la media de los tres meses de volumen ponderado promedio antes del anuncio de la fusión, lo que es igual a 3,2687 euros por acción de Mediaset España. Este precio, destacan, no es una valoración, sino la mera aplicación de la ley española aplicada a una fusión con una sociedad extranjera.

MANTENIMIENTO DE LA ACTIVIDAD

Las juntas de accionistas de Mediaset España y MFE también aprobarán la operación de reorganización societaria previa a la fusión, que consiste en la segregación de los activos y pasivos de Mediaset España, excepto parte del efectivo y su participación en ProSiebenSat.1 Media SE y las operaciones financieras relacionadas con dicha participación, al Grupo Audiovisual Mediaset España Comunicación, sociedad que gestionará toda la actividad del grupo MFE en España.

MFE ha asegurado en documentación oficial que, con ello, la fusión no supondrá el fin de ninguna de las actividades empresariales que actualmente desarrollan Mediaset España o MFE. Así, añade que no espera que la fusión tenga un impacto significativo en los empleados de Mediaset España o en sus condiciones laborales y derechos que tenían antes de la Reorganización Previa (ya que actualmente está previsto que dichos empleados sigan siendo empleados de GA Mediaset una vez consumada la Segregación).

(SERVIMEDIA)
23 Feb 2023
s/gja