Noticias Economía Sociedad Autonomías

Trabajo

Organizaciones de la Iglesia católica piden al Gobierno y agentes socioeconómicos que se comprometan frente al alto desempleo estructural

MADRID
SERVIMEDIA

La iniciativa Iglesia por un Trabajo Decente (ITD) denuncia el "alto desempleo estructural" y pide al Gobierno y a los agentes socioeconómicos "comprometerse" con el empleo de calidad ante la actual situación inflacionista, el aumento "desmesurado" de los beneficios de las empresas de energía que tiene como consecuencia "directa" el crecimiento del coste de la cesta de la compra y de la vida de las familias trabajadoras.

Con una tasa de desempleo de más del 12 por ciento, la iniciativa Iglesia por un Trabajo Decente (ITD) denuncia en el manifiesto 'Sin compromiso no hay trabajo decente' (hecho público con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, el 7 de octubre), que “todavía hay millones de personas trabajadoras que siguen sin poder acceder a un empleo de calidad”. “El alto paro estructural y el empleo precario aqueja a miles de personas, sobre todo mujeres y jóvenes”.

ITD reivindica “la necesidad de seguir vigilando y regulando las condiciones laborales para que sean decentes”. Reclama también que se incorpore a la agenda política la atención de las causas que provocan esta “tragedia tan extendida” de siniestralidad laboral, ya que “dos personas trabajadoras mueren cada día en nuestro país, como resultado de no garantizar la seguridad y salud en el trabajo”.

La iniciativa urge analizar la propuesta del papa Francisco de reducir la jornada laboral (sin que ello redunde en bajada salarial) como medida de creación de trabajo decente. Asimismo, considera que debe “aflorar el trabajo que se desarrolla en el ámbito de los cuidados y convertirse ya, en trabajo decente”.

Asimismo, ITD anima a participar en los actos reivindicativos y celebrativos en todas las plazas y parroquias de las diócesis. “Que esta toma de conciencia se vaya convirtiendo en compromiso diario por el trabajo decente”, pide el manifiesto.

La iniciativa Iglesia por el trabajo Decente (ITD) comenzó su andadura en 2014 y está formada por organizaciones de inspiración católica y congregaciones religiosas, entre las que se encuentran Cáritas, la Conferencia Española de Religiosos (Confer), la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Justicia y Paz, la Juventud Estudiante Católica (JEC) y la Juventud Obrera Cristiana (JOC). Su objetivo es sensibilizar, visibilizar y denunciar una cuestión esencial para la vida de millones de personas: el trabajo humano y reivindicar el trabajo decente "hacia el interior de estas organizaciones, hacia la Iglesia en general y hacia la sociedad".

(SERVIMEDIA)
29 Sep 2022
AHP/gja