Noticias Sociedad Mayores

Mayores

La clave para ser felices en la vejez es "mantener la ilusión y aceptar el proceso natural del envejecimiento"

- Según la psicóloga Noemí Tovar

MADRID
SERVIMEDIA

La psicóloga clínica Noemí Tovar y experta en personas mayores asegura en su libro 'Envejecer con sabiduría' (Editorial Morata) que la clave para ser felices en la vejez es "mantener la ilusión y aceptar el proceso natural del envejecimiento".

"Nuestra personalidad puede seguir siendo tan atractiva o más que cuando éramos jóvenes", explicó a Servimedia la psicóloga convencida de que "sentirnos jóvenes cuando estamos envejeciendo consiste en sentir emociones positivas y no fijarse tanto en el cuerpo".

“La sabiduría se va gestando a fuego lento, muy despacio. Por eso en la juventud no se es sabio. Se puede ser listo, vivo, inteligente. Los errores, la experiencia, la resiliencia que favorecen la madurez y cómo no la vejez, confluyen en la sabiduría. En el libro que es cercano, sencillo, útil ofrezco de manera reflexiva a las personas que están en la cincuentena y a los sexagenarios una visión optimista, sensata y crítica del proceso de envejecimiento. Nadie nos enseña a envejecer", argumentó la autora.

Aseguró que en su consulta como psicóloga repite continuamente que “el sufrimiento es fruto de la ignorancia” y que "casi todos los problemas se pueden superar, aprendiendo recursos" y que se envejece mejor "si lo aceptamos y no luchamos contra ese proceso natura. Es la aceptación de lo que nos pasa lo que hace que envejezcamos con sabiduría", apostilló.

Reconoce la experta que envejecer con salud es mucho más fácil que cuando se carece de ella y que el proceso de envejecimiento es más duro para las mujeres que se angustien por el aspecto físico. En estos casos Tovar aconseja centrarse en la personalidad que no queda afectada por la vejez. "Nuestra personalidad puede seguir siento tan atractiva o más que cuando éramos jóvenes porque en ese momento de la vida somos más sabias". En su opinión, es mejor tener un rostro bien cuidado y no desfigurado por las operaciones estéticas.

A los hombres les afecta mucho la jubilación, salir del mercado laboral. "En el libro les ayudo a reflexionar y a que se den cuenta que hay vida más allá de la larga etapa laboral. También les digo que a nivel emocional, no escondan sus emociones, que muestren su vulnerabilidad. Muchos optan por medicarse con antidepresivos, pero la medicación no te enseña a ver otra perspectiva, no cura. Son muy pocos los hombres que van a psicoterapia. Yo les llamo valientes, porque se atreven a enfrentarse a sus emociones, a sus pensamientos".

La estigmatización de los mayores sin recursos económicos es otro de los temas que preocupan a Tovar. "Japón, uno de los países más poderosos del mundo, tiene ancianos que delinquen para poder entrar en la cárcel y poder tener acceso a comida y cama gratis. Todavía recuerdo como el ministro de finanzas Shinzo Abe pedía a los ancianos que se dieran prisa en morir para que el Estado no tuviera que pagar su atención médica".

En España la situación no es así, pero ella aboga por "cuidar a nuestros mayores con dignidad y respeto porque es una cuestión de ética y humanidad, una obligación moral de todas las sociedades".

(SERVIMEDIA)
01 Nov 2022
MAN/pai/gja