Noticias Sociedad

Trabajo infantil

Uno de cada 10 menores en el mundo es víctima de trabajo infantil

- La reducción de esta lacra se ralentiza en los últimos años

En el mundo, 73 millones de niños realizan trabajos peligrosos que ponen en riesgo su salud / Foto: RobertoVi/Pixabay
MADRID

El 9,6% de los niños y niñas de todo el mundo es víctima del trabajo infantil, según los últimos datos proporcionados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que, aunque suponen una disminución de este tipo de explotación, reflejan que la tendencia se ha ralentizado en los últimos años.

El 48% de estos menores tienen entre cinco y 11 años y la principal actividad donde se les explota es en la agricultura (70,9%), aunque el sector servicios también hace uso de los menores (17,2%), mientras que el 11,9% de los niños y niñas víctimas del trabajo infantil está empleado en la industria.

Con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, el director de la oficina de la OIT para España, Joaquín Nieto, ha presentado un informe sobre la situación actual de esta lacra. A día de hoy habría casi 152 millones de niños y niñas en actividades económicas y poniendo en riesgo su normal desarrollo. Casi 90 millones son niños y 64 millones, niñas.

De todos ellos, 73 realizan trabajos peligrosos que ponen en riesgo su salud, seguridad o moralidad y, en muchos casos, su propia vida, según alertó la OIT.

El continente que más abusa de estas prácticas es África, donde casi el 20% de los menores es víctima del trabajo infantil y un 8,6% desempeña tareas de especial riesgo. Le sigue Asia, con el 7,4% de los niños empleados en actividades económicas. Europa, por su parte, cuenta con cuatro de cada cien niños empleados, mientras que en las Américas el porcentaje llega al 5,3%.

El trabajo infantil se refiere al trabajo realizado por niños por debajo de la edad mínima legal para trabajar, que en la mayoría de los países se sitúa en 15 años. También considera los trabajos peligrosos realizados por adolescentes en edad de trabajar pero que no han alcanzado la mayoría de edad.

No obstante, las leyes de los diferentes países pueden permitir trabajos livianos para niños de entre 13 y 15 años por horas limitadas y que no perjudiquen su salud, seguridad o asistencia escolar y desarrollo.

DESACELERACIÓN SIGNIFICATIVA

Las tendencias en la reducción del trabajo infantil muestran una “disminución drástica” en los últimos 16 años -según la OIT-, pasando de 245,5 millones en el año 2000 a 151,6 millones en 2016. No obstante, las nuevas estimaciones señalan una “desaceleración significativa” en el ritmo de reducción para el período 2012-2016.

En los últimos cuatro años el trabajo infantil ha disminuido en 16 millones, pasando de 168 a 152 millones, sólo un tercio de la disminución que tuvo lugar entre 2008 a 2012, que se redujo en 47 millones.

(SERVIMEDIA)
12 Jun 2018
GIC/caa/nbc/

Últimos tweets

Últimas noticias