Noticias RSC Economía
Vídeo

#Servimedia30años

Goirigolzarri asegura que Bankia tiene la política de “no abandonar municipios” ni zonas rurales

AVISO: los clientes de Servimedia disponen de imágenes y sonido de estas declaraciones en el enlace http://bit.ly/Servimedia30añosBankiaMicrosoft

José Manuel González Huesa, Fernando Riaño, Pilar López, José Ignacio Goirigolzarri, Alberto Durán, Imelda Fernández, Ángel Sánchez y John de Zulueta | Foto: Jorge Villa
MADRID

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, defendió este martes que la entidad tiene la política de “no abandonar municipios” ni zonas rurales, como ha demostrado tras los ajustes de red derivado de la fusión de BME y potenciando a la vez los ‘ofibuses’ o sucursales con ruedas que se desplazan a localidades sin red física para garantizar los servicios financieros a su población.

Así lo indicó en el séptimo 'Diálogos de Servimedia' que esta agencia de noticias organiza este año con motivo de su 30 aniversario, donde estuvo acompañado por la presidenta de Microsoft España, Pilar López, al preguntarle sobre el riesgo de exclusión en localidades donde se quedan sin sucursales y la cobertura de internet es deficiente.

Goirigolzarri señaló que el problema de la desertización en zonas remotas rurales “no empieza por la banca, empieza por farmacias, colegios”, etc; detallando que durante la crisis apenas 500 de los 4.100 municipios existentes en el país han perdido la oficina bancaria y “la crisis no ha sido el causante”.

“Es cierto que el 2,5% de la población vive en lugares donde no hay oficina bancaria, y es cierto que hay un reto que enfrentar”, admitió, pero a continuación apuntó el citado compromiso de Bankia. “Nos tenemos que acostumbrar a que este tipo de municipios se vean atendidos por ‘ofibuses’. Son una oficina, solo que tiene ruedas y hace de todo”, refirió.

Por otra parte, refirió que la entidad está haciendo además “esfuerzos de educación” para formar a la población en núcleos donde no hay red física en el mundo digital para que “pueda beneficiarse de las oportunidades que dan el mundo online”. “No es un tema nuevo –indicó en relación al riesgo de exclusión financiera-, pero creo que hoy estamos mejor preparados en términos de posibilidades para atender este reto que hace diez años”.

Al cuestionarle sobre cómo será la banca del futuro, Goirigolzarri aseguró que el modelo “imbatible” será el que combine canales remotos con las redes físicas, frente a lo que pronostican que la sucursal tradicional es una rémora del pasado. A su juicio, “no son un ‘legacy’, no son una cosa mala, sino que es una enorme oportunidad” para cambiar el mundo de los servicios online y offline.

No obstante, afirmó que “va a ser lo que quieran los clientes y lo que la sociedad quiera. Los banqueros nunca van a definir la banca de futuro”. En este punto indicó que, si bien la mitad de los clientes operan ya con los canales digitales y el 25% de las compras se cierran en ellos, un tercio de la población opera todavía exclusivamente con sucursales físicas y cajeros automáticos.

En su opinión, la responsabilidad de las entidades financieras es, por tanto, “escuchar a esa sociedad, a esos clientes, y adaptarnos. Crear organizaciones muy flexibles y adaptarnos”. Goirigolzarri indicó que reducir la idea de que “va a ser internet sí o internet no” es “una simplificación intolerable”, ya que el auténtico reto estratégico es que la banca cuenta con clientes “con necesidades muy diversas”.

El banquero indicó que el futuro plantea además desafíos en tres niveles: la digitalización, que retroalimenta el cambio de hábitos de los clientes, pero también ofrece la oportunidad de servirles mejor y “de forma más eficiente y más rentable”; adaptarse a la vez a un modelo económico más sostenible donde la banca tendrá que valorar riesgos y proyectos bajo el prisma de la sostenibilidad y abordar la transformación internamente, en la estructura cultural y organizativa de las entidades.

“¿Qué es lo que no va a cambiar? Lo que no van a cambiar son algunos principios básicos como la importancia de un gobierno corporativo excelente y de unos valores bien asentados por encima de los resultados”, refirió.

NUEVOS OPERADORES

Al ser cuestionado por los nuevos jugadores que quieren irrumpir en el negocio bancario y las operadoras que compran fichas bancarias, Goirigolzarri se declaró “forofo de la competencia” pero demandó que el juego sea en un campo nivelado. “Cuanta más competencia mejor, es bueno para los clientes y además de los incumbentes, a los jugadores que estamos en el sector nos obliga a ser mejores, a muscularnos y ser más eficientes”, refirió.

Sin embargo, dicho esto, apuntó que sea “en las mismas condiciones”. “No puede ser que unos jugadores puedan coger el balón con las manos y otros no puedan cogerlo con las manos”.

En materia de empleo, el banquero admitió que los nuevos modelos que trae la tecnología y la propia innovación “destruye una serie de trabajos en un lado y se crean en otros”, pero se necesita una reforma en la educación para formar a los ciudadanos en las capacidades que se precisan.

Goirigolzarri pidió un “reanálisis” de la educación “tremendamente profundo” a “todos los niveles”, no solo en la universidad sino que comprometa también a la “formación a lo largo de la vida profesional” y esté relacionado con las políticas activas de empleo.

(SERVIMEDIA)
02 Jul 2019
ECR/JRN/PAI/

Últimos tweets

Últimas noticias