Noticias Sociedad Discapacidad

Mujeres con discapacidad

El Cermi premia a la exsenadora Virginia Felipe como ejemplo del aumento de la presencia de mujeres con discapacidad en política

Imagen del acto de entrega del premio a Virginia Felipe / Cermi Mujeres
MADRID

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) entregó este miércoles el ‘Premio cermi.es 2019’ en la categoría Fundación Cermi Mujeres-Acción en Beneficio de las Mujeres con Discapacidad a la exsenadora Virginia Felipe, como ejemplo del aumento de la presencia de mujeres con discapacidad en la vida política.

Aunque hoy tuvo lugar la entrega de este galardón, el Cermi ha premiado también en esta misma categoría a la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, Magdalena Valerio; a la alcaldesa de La Muela (Toledo), Carolina Alonso, y a la directora general de Personas con Discapacidad de la Junta de Andalucía, Mercedes López.

Según el fallo del jurado, se trata de cuatro ejemplos diversos, “tanto por tipo de discapacidad, nivel de poder (nacional, autonómico y local) y adscripción ideológica” que “encarnan la progresiva presencia de mujeres con discapacidad en la vida política e institucional”.

La ceremonia de entrega del premio contó con la participación de la propia Virginia Felipe, quien recogió el galardón de manos de la presidenta de la Fundación Cermi Mujeres, Concha Díaz. Por su parte, la directora ejecutiva del Cermi Estatal y secretaria del Patronato de Cermi Mujeres, Pilar Villarino, fue la responsable de dar lectura al fallo del jurado.

DISCRIMINACIÓN MÚLTIPLE

Tras recoger el galardón, Virginia Felipe mostró su agradecimiento al Cermi y a la Fundación Cermi Mujeres por este reconocimiento y por el “trabajo fundamental” que realizan en favor de la igualdad de derechos y oportunidades de esta parte de la ciudadanía.

La exsenadora dedicó el premio a las niñas con discapacidad “que no tienen amigas porque son rechazadas y a las que no son admitidas en colegios ordinarios”.

También recordó a las mujeres con discapacidad “que no les dan oportunidades de trabajar o cobran menos que los demás por hacer lo mismo; a las que no se les facilita información sobre su salud sexual y reproductiva porque se las considera eternas niñas; a las que por falta de accesibilidad no pueden hacerse revisiones ginecológicas ni llevar un embarazo como el resto; a las que son obligadas a abortar o son esterilizadas sin su consentimiento; a las que son internadas en contra de su voluntad; a las que se sienten solas y cansadas de tantas injusticias; a las que sufren violencia, y a las que quieren denunciar y no pueden por los obstáculos que encuentran para ello”.

Virginia Felipe lamentó que todo esto suceda “por ser mujeres y niñas con discapacidad”. Por ello, les dedicó este premio con todo su “cariño” y con “el deseo de que pronto se ponga fin a esta realidad diaria, invisibilizada en la mayoría de las ocasiones, y podamos convivir en una sociedad inclusiva, en la que se hagan reales y efectivos los derechos humanos de todas las personas”.

La entrega de este galardón tuvo lugar durante la reunión ordinaria del Patronato de la Fundación Cermi Mujeres que se ha celebrado este miércoles en la sede de la entidad y en la que se repasaron las principales cuestiones de la agenda política de las mujeres y niñas con discapacidad de los últimos meses y de cara a 2020.

(SERVIMEDIA)
11 Dic 2019
DMM/ecr/pai/

Últimos tweets

Últimas noticias