Noticias Economía

Economía

El Círculo de Empresarios ve un “parche” el ‘cheque’ de hasta 12.000 euros por retrasar la jubilación y pide una reforma “integral”

- Reclama concienciar al ciudadano del problemas con las llamadas ‘cuentas nocionales’, acomodar la pensión a la cotización efectiva y posponer la jubilación

- VÍDEO: los clientes de Servimedia disponen de imágenes y sonido de estas declaraciones en el enlace http://servimedia.tv/CirculosEmpresariosPensiones

El presidente del Círculo de Empresario, Manuel Pérez-Sala. | Foto: Jorge Villa
MADRID

El nuevo presidente del Círculo de Empresarios, Manuel Pérez-Sala, considera “un parche” y “absolutamente insuficiente” el ‘cheque’ de hasta 12.000 euros con el que el Gobierno proyecta premiar a quienes posponga su jubilación por cada año de retraso y demanda una reforma “integral” de un sistema de pensiones que, a su juicio, ya no sirve para la actual realidad.

“El problema de las pensiones es tan grave que su solución no se consigue con un parámetro o dos parámetros”, avisó en entrevista con Servimedia argumentando que la realidad actual en nada se parece a la vigente cuando fue diseñado el sistema en el año 1978. Por entonces, ilustró, los ciudadanos se jubilaban a los 65 años y tenían una esperanza de vida hasta los 75, es decir, “vivían diez años después de jubilarse”, y hoy la esperanza de vida alcanzan los 84 años, luego “no podemos seguir funcionando con los mismos parámetros”.

Además, la situación se agrava por la curva demográfica, ya que, si “el número de cotizantes por pensionista en el año 2007 era de 2,7, el año pasado era de 2,2; y las previsiones para el 2050 es 1,2” porque “la población envejece” y la cohorte del ‘baby boom’ disparará las pensiones. “Es un tema matemático, no es un tema de opinión, y esto hay que equilibrarlo”, remarcó.

En el Círculo de Empresarios son críticos con las recientes medidas adoptadas y ven insuficientes las conocidas en los últimos días, como el anuncio del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, de que la reforma de pensiones enviada a la Comisión Europea prevé incentivar el retraso en la jubilación más allá de los 66 años legales con el mencionado incentivo anual de hasta 12.000 euros.

“Me parece que es absolutamente insuficiente. Es un parche para decir que se está trabajando sobre el problema, que es lo que ha venido haciendo el Pacto de Toledo durante muchos años: no exponer la realidad de la situación y proponer pequeñas soluciones parciales”, lamentó, alentando a contar al ciudadano la “realidad”, “que es una realidad muy grave”, y proponerle a continuación “una reforma integral”.

Igual de crítico se mostró sobre la decisión del Gobierno de rebajar este año el umbral que pueden deducirse los ahorradores que contraten planes de pensiones individuales desde los 8.000 euros a los 2.000, y subir de 8.000 a 10.000 las posibilidades en los planes colectivos para que las compañías construyan en su seno estas huchas para las plantillas. “Es realmente una solución a corto plazo perjudicando una solución a largo plazo”, denunció, y acusó al Gobierno de hacer uso de esta fórmula “porque tiene necesidad de maximizar los ingresos a corto plazo”.

MEDIDAS RECAUDATORIAS

“Esta es la historia que estamos viviendo durante los últimos años de forma recurrente y no es buena. Tenemos que dejar a los ciudadanos la responsabilidad de poder planificar su propio futuro y éste, con el límite que se establezca oportuno, es un mecanismo que ahora los ciudadanos han perdido”, lamentó. Además, puntualizó que no se rebaja un ahorro fiscal porque, con la exención tributaria en las aportaciones, el ahorrador solo está difiriendo su pago al momento del rescate de los fondos a su jubilación.

Para arreglar el problema dijo que lo prioritario es “hacer consciente a la opinión pública de la gravedad del problema y adoptar un sistema como se ha adoptado en otros muchos países como Suecia o Italia, que es establecer unas cuentas nocionales” para que “cada ciudadano sepa exactamente cuánto ha contribuido, cuánto ha cotizado al sistema y en función de cuándo se jubile y de su esperanza de vida, qué va a recibir del sistema”. Los ciudadanos “verán que están recibiendo del sistema más de lo que han contribuido” y las personas pendientes de jubilación serán conscientes de que, “para recibir una pensión digna, tendremos que retrasar nuestra gran jubilación, porque de otra manera las cuentas no cuadran”.

Para el Círculo de Empresarios la solución pasa inexorablemente por retrasar la edad de retiro, aunque no sólo, ya que es partidario de “computar todas las cotizaciones para decidir cuál es la pensión de jubilación” y establecer la prestación “en función de la esperanza de vida y el momento” del retiro, de forma que “el ciudadano sepa que retrasando ligeramente su edad de jubilación puede recibir mejor pensión”.

Por otro lado, reivindicó que hay que ser “responsables a la hora de actualizar las pensiones” poniendo en evidencia aquí otra decisión del Gobierno. “Un año en el que la inflación ha sido del -0,5%, subir las pensiones un 0,9%, que supone incrementar el poder adquisitivo un 1,4, no es lo más responsable en una situación de crisis como la que vivimos”, criticó, en alusión a la revalorización acordada este año pese a que la inflación se redujo el pasado año por la crisis de la Covid-19.

Como presidente de un centro de pensamiento que busca proponer las mejores soluciones “para todos los ciudadanos”, Pérez-Sala se desmarcó además de los ajustes en empresas con salidas, en muchos casos, de los empleados mayores. “Como ciudadanos todos tenemos la responsabilidad de afrontar claramente los problemas y jubilar anticipadamente a los trabajadores puede no ser la solución. Habría que buscar otras fórmulas, de jubilación parcial”, manifestó. Según explicó, estas salidas agravan al problema ya que “hoy los pensionistas que se jubilan tienen una pensión infinitamente superior a la que tienen otros que ya llevan jubilados mucho tiempo” y se desequilibra más el sistema.

(SERVIMEDIA)
29 Abr 2021
ECR/clc/

Últimos tweets

Últimas noticias