Noticias Economía Nacional Autonomías

Dos de Mayo

Ayuso, en el Día de la Comunidad: “Madrid es la España necesaria”

- En su discurso señaló que la región "no tolera invasiones de nadie"

- Alude a Sánchez al hablar "del ego y los miedos del gobernante que se cree en posesión de una verdad indiscutible"

MADRID
SERVIMEDIA

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, destacó este lunes que “Madrid es la España necesaria, la de todos, la que los ciudadanos ansiamos por encima de exclusiones, divisiones y enfrentamientos”.

Durante su intervención en el acto conmemorativo del Dos de Mayo, Fiesta de la Comunidad de Madrid, defendió “la España necesaria de la unidad, el compromiso común de avanzar, de la complicidad compartida; la que no impone, sino que convence y acuerda”.

“La de libres e iguales ante las oportunidades y la ley. La España que no se ahoga en identidades porque su alma es acogedora, comprensiva, plural, abierta y universal. Del ego y los miedos del gobernante que se cree en posesión de una verdad indiscutible y sin fisuras, el pasado nos enseña que nace la autocracia y el terror”, añadió en alusión al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Insistió en la defensa de “la España necesaria frente a las ideologías totalitarias que enfrentan a unos contra otros, es la realidad abierta de unos junto a otros. La España que se niega a la confrontación ideológica en la educación, en la familia, entre sexos, el campo y las ciudades o nuestra intimidad. Que no fabrica clases sociales”.

Por otro lado, Ayuso manifestó que "Madrid es España abierta y pujante, moderna y solidaria. Es España vital y trabajadora, estudiosa y castiza, culta y divertida. Madrid es Historia de España, de la mejor España, como acredita este 2 de Mayo, de memoria de levantamiento de los españoles para defender su patria y su libertad".

Asimismo, destacó que esta comunidad es "tierra de acogida y manantial de oportunidades" así como "la casa de puertas abiertas para todos los que vienen a brindarle su esfuerzo y su talento con el muy honorable propósito de prosperar".

Recordó que en Madrid "se puso en marcha la burocracia moderna; se construyó una de las bibliotecas más importantes del mundo, en El Escorial; fuimos cuna de Cervantes, y del Siglo de Oro con Felipe IV, el Rey Planeta" y desde ella "se pusieron en marcha las reformas ilustradas de Carlos III, la Edad de Plata de la cultura española, hasta llegar a los años de la Transición".

Según la dirigente regional, "Madrid es la España que no se ahoga en identidades porque su alma es acogedora, comprensiva, plural, abierta y universal". También comentó que es "la España necesaria que coloca al gobernante a ras de tierra y le compromete con el conjunto de los españoles y comprende a quienes pasan más calamidades, a quienes se sacrifican por levantar su país, a quienes desde las empresas grandes y pequeñas crean puestos de trabajo, a quienes los desempeñan con responsabilidad y honradez, a quienes tantas veces se saben no escuchados e incomprendidos".

"La España necesaria es la que escucha a los jóvenes que no tienen trabajo y dudan de su futuro, la que tiene en cuenta a los mayores que son nuestro ejemplo y se sienten olvidados, la de las familias que se encuentran marginadas por la incomprensión de sus problemas, la de quienes se saben ciudadanos de un gran país que cada día se les muestra más debilitado y enfrentado", incidió.

EL PAÍS DE LA "NUEVA MIRADA"

Dijo que "la España necesaria es, en suma, la de la nueva mirada, la España de la libertad, de las personas, de la verdad, de la gestión eficaz. Una España de todos y para todos que destierra el intervencionismo, la imposición y la mentira" y aquella que quieren y por la que trabajan "sin descanso".

"Para ese gran proyecto de la España de la nueva mirada, la España con ganas, Madrid es el gran proyecto de futuro, con un claro compromiso: superar enfermedades del pasado. Lo que nos impulsa es el futuro, precisamente cuando está marcha un cambio de época; cuando el futuro nos convoca a nuevas citas, a nuevos compromisos a los que Madrid no va a faltar", manifestó.

Por ello, sostuvo que quien quiera saber "qué es la tolerancia, que mire a Madrid"; qué es "la pluralidad, que mire a Madrid"; quien quiera "medir la solidaridad que se practica y no sólo la que se predica, que mire a Madrid", y quien quiera "convivir en una sociedad abierta y respetuosa", que acuda a Madrid.

LA TERCERA ESPAÑA

La presidenta regional indicó que "la Guerra de Independencia fue una hazaña de la que Julián Marías llamó la 'España real', uno de los escasos momentos de la Historia en la que 'España oficial' falló y "no estuvo a la altura".

De ese modo, resaltó que "la historia trae una lección a la España y al mundo de hoy: el verdadero fracaso viene cuando se cede ante el terror, la mentira, el totalitarismo, o la injusticia, hasta que la confrontación o la ruptura de la convivencia se hacen inevitables".

"Así nacieron las dos Españas, y la discordia: el negarse a convivir con el que piensa diferente, en no poder soportar al que piensa distinto. Pero nace también la esperanza de la llamada tercera España, la que piensa que el único enemigo verdadero es el enfrentamiento entre compatriotas", apuntó.

Para la presidenta, "el espíritu de esta tercera España es el que fructifica en la Constitución de 1978". "Su herramienta fue el consenso, el mecanismo político de la concordia, de la voluntad decidida de convivir e intentar entenderse con el otro, de que el fin nunca justificara los medios: es la definición que dio Gregorio Marañón del liberalismo a la española", destacó.

Ayuso advirtió de que en la Comunidad de Madrid "no van a perder el tiempo, ni malgastar energías en batallas estériles, en confrontaciones absurdas, en iniciativas fracasadas, en gasto inútil que despilfarra el esfuerzo de los ciudadanos".

"Hoy, Madrid está de nuevo en boca de todos: somos el refugio de los que han perdido la libertad, el lugar de encuentro de todos los acentos del español, el modelo de gestión que interesa en todas partes", defendió.

Para concluir proclamando que "Madrid está abierto a todo y a todos, pero no tolera invasiones de nadie". "Aquí la Historia y el Porvenir se pasean descarados, de la mano, por la calle. Queremos avanzar ensanchando el camino a todo el que quiera recorrerlo con mirada amplia e ilusionada", finalizó.

(SERVIMEDIA)
02 May 2022
SMO/mjg/pai